Técnica de los 5 ¿Por qué?s

Una parte fundamental del sistema de gestión es la mejora continua.

La mejora continua puede ser vista como el aumento en el logro de resultados orientados hacia el cumplimiento de los objetivos del laboratorio.

Para esto es necesario realizar una correcta definición de objetivos de calidad. En la siguiente entrada hablamos de cómo definir tus objetivos de calidad:

Veamos un ejemplo. Si un laboratorio definió como objetivo la reducción del tiempo de espera para sus pacientes. Tiene que tomar acciones continuas para reducir ese tiempo.

Una de las acciones que se podrían tomar de forma rápida sería contratar a personal de apoyo para la recepción de los pacientes.

Pero, ¿Es esa la solución más eficiente? ¿Contratar a más personal va a reducir el tiempo de espera de los pacientes? No necesariamente.

Es posible que en lugar de reducir el tiempo de espera aumente. ¿Por qué? Por que ahora tienen que coordinarse dos personas, o por qué solo hay una computadora para el registro de pacientes entonces el registro siga limitado a una persona a la vez.

El anterior es solo un ejemplo de la tarea de resolución de problemas o no conformidades que se tienen que realizar en cada laboratorio. No es una tarea sencilla y que logré resultados de forma inmediata, requiere de análisis, implementación y evaluación constante.

Existen herramientas para facilitar el diagnostico de las problemáticas y hacer que esta tarea sea más sencilla. Hoy vamos a hablar de una de ellas: Técnica de 5 ¿Por qué?

Esta técnica fue desarrollada por Sakichi Toyota de Industrias Toyota. Sakichi buscaba mejorar la calidad dentro de sus fábricas de Toyota.

¿En que consiste esta técnica?

El principio fundamental detrás de esta técnica es la identificación real de las causas del problema.

La mayor parte de las veces cuando pensamos en la causa de algún problema esta es solo una causa superficial, no la causa real.

Entonces, ¿Cómo hago para identificar la causa real?

Ahí es donde entra la:

Técnica de 5 ¿Por qué?

Por medio de esta técnica es más fácil identificar la causa profunda que esta causando el problema, y así darle solución.

¿Cómo funciona?

Es muy sencillo. Lo único que hay que hacer es preguntarse 5 veces ¿Por qué?

Veamos un ejemplo:

Problema: Tiempo de espera de los pacientes en toma de muestra elevado

Pregunta 1. ¿Por qué?

Respuesta 1: Por que el proceso para hacer el registro del paciente es tardado

Pregunta 2. ¿Por qué?

Respuesta 2: Por que tengo que escribir en muchos lugares el nombre del paciente

Pregunta 3. ¿Por qué?

Respuesta 3: Por que se necesita escribir en dos hojas para que una se quede en la recepción y la otra se vaya a la toma de muestra

Pregunta 4. ¿Por qué?

Respuesta 4: Por que se necesita tener un registro en los dos lugares del paciente para el proceso futuro

Pregunta 5. ¿Por qué?

Respuesta 5: Por que se tiene que identificar el paciente en varias partes del proceso.

En este ejemplo el problema no esta en recepción si no que recepción tiene que hacer doble trabajo para hacer el registro de los datos del paciente dos veces, lo que le toma el doble de tiempo, y finalmente hace que el paciente espere más tiempo para la toma de muestra.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *